Saltar al contenido

Consecuencias del covid-19 en odontología

Lo que a continuación se lee es un análisis personal de las consecuencias que han ocurrido con la odontología en estos días de covid-19, cuarentena y reaperturas económicas.

Desde que comenzó la pandemia por covid-19 se han tomado muchas precauciones y medidas para detener el aumento de contagios. Y muchas de esas medidas han impactado el que hacer de la odontología.

Algunas de esas consecuencias pueden considerarse como positivas sin embargo, la mayor parte son negativas. Les daré una lista de las que corresponden a mi país.

Consecuencias negativas del covid-19 para odontología

1. Riesgo laboral de odontólogos

Dentro de las primeras consecuencias negativas, se señaló que la práctica de la odontología es uno de los trabajos con más riesgo de contagio de covid-19 por el contacto que tenemos con los fluidos corporales.

riesgo laboral ante covid-19
Fuente: The New York Times

Por lo anterior se tuvo a bien suspender las consultas dentales y optar únicamente por la atención de emergencias dentales. Esta medida, aunque fue comprendida por todo el gremio generó una serie de eventos difíciles para la profesión.

2. Tratamientos a medias

Cuando se cerraron las clínicas se hizo de un día para otro, y afectó a todos los pacientes al no poder continuar con sus tratamientos dentales; muchos se detuvieron de golpe y otros tantos se aplazaron y movieron sus fechas de citas.

Al hacer esto, las condiciones que determinan el éxito de ciertos tratamientos cambiaron, seguramente algunos de ellos habrían fracasado o no lograrán llenar las expectativas de los pacientes o de los doctores.

3. Odontólogos en la banca

Ahora bien, a todo el personal de odontología se le dijo que no podría atender a sus propios pacientes, sin embargo, no se les dio más opciones; sobre todo a la parte del personal que solo realiza su práctica en el ámbito privado.

En otras palabras se les negó temporalmente su derecho a trabajar. Y no se dieron condiciones o soluciones para que generasen sustento a sus familiares.

Nota periodistica odontologos el salvador
Fuete: elsalvador.com

En El Salvador, un periódico publicó una nota donde se entrevisto a especialistas del área y ellos denunciaban justo la marginación que ha tenido el gremio; pues debieron ser avisados de antemano del cierre para poder tomar las medidas pertinentes en las clínicas.

4. Mala economía

Producto del mismo cierre, al no atender la cantidad regular de pacientes por casi 3 meses, no se ha tenido ingresos económicos suficientes. Ni para las familias de los profesionales, ni mucho menos para los pagos de renta de los locales de muchos centros de salud dental.

Además, todos los equipos de bioseguridad han elevado sus precios entre un %300 y %500, por la escasez de los mismos; así que aun y cuando se reabran las clínicas será un desafío hacer que este sea rentable a corto plazo.

5. La educación superior en problemas

Hablando específicamente de las universidades con carrera de odontología en mi país, como se los explicaba en un post distinto; tenemos un nivel de nuestro pensum académico donde se realizan procedimientos clínicos con pacientes, estos también fueron cancelados de golpe.

Post recomendado: 5 universidades para estudiar odontología

Se pasó entonces a las clases por vía telemática, pero esto solo resuelve una parte del problema; porque el no poner en práctica el conocimiento teórico causa un atraso en el progreso de la carrera.

El problema crece cuando algunas universidades siguen cobrando el %100 de las cuotas, de los meses que no se han recibido clases presenciales y/o el componente practico; cuando lo correcto sería una reducción de los aranceles universitarios, hasta restablecer en su totalidad el servicio que brindan a los estudiantes.

6. Irregularidades en actos de graduación

Adicional al problema de la educación antes mencionado; tenemos los atrasos de las graduaciones, debido a que aún no se pueden celebrar eventos públicos con grandes grupos de personas.

Además, resulta que tampoco se han podido tramitar los procesos debidos, en sus plazos de tiempo previstos para graduaciones de nuevos odontólogos y odontólogas.

Otro problema surge en algunas universidades que se realizaron los cobros necesarios para dichos actos, y luego de que se suspendieran dichos eventos no reintegraron el dinero cobrado a sus estudiantes y tampoco han llevado a cabo las respectivas entregas de titulos.

Adicionalmente muchos estudiantes tampoco han podido hacer las defensas de sus tesis o trabajos de graduación. De todos es sabido que la pandemia no tiene precedentes; no obstante, también se puede notar una falta de voluntad de las autoridades para trabajar y velar por los universitarios.

7. Contagio de doctores y doctoras

Tanto profesionales que trabajan en la salud pública, como estudiantes en últimos años de su carrera siguen asistiendo a unidades de salud y hospitales; al brindar sus servicios se ponen en contacto con pacientes, algunos de ellos portadores del virus y asintomaticos.

El resultado es que varios odontólogos ahora también están enfermos. Pues se dispuso de ellos para cubrir las labores de médicos que son insuficientes ante el avance del coronavirus.

Ahora bien, con el fin de curar no solo personal médico infectado, si no que a la población en general; el ministerio de salud comenzó a realizar una campaña donde se solicitan donantes de plasma convaleciente.

Plasma convaleciente donar

Si tu eres una persona que se recuperó del coronavirus, puedes ponerte en contacto directamente con el ministerio de salud y ellos te brindaran toda la información necesaria para poder hacer la donación; además te darán el transporte gratuito para que puedas ayudar a muchas personas con tu donación.

Puedes contactar con ellos a través del teléfono 2225-4114 extensión 1244.

8. Falta de información correcta

Todos hemos sido testigos de la desmedida información suscitada alrededor del covid-19, y dentro de esta hay mucha data para la odontología; pero no toda la información es basada en evidencia, por ende, no podemos fiarnos de la misma.

Lo recomendable es siempre utilizar los conceptos aprobados por organizaciones serias en el ramo de la salud bucal, o la salud general.

9. Tardanza de protocolos

Es cierto, esta crisis de salud nunca se ha enfrentado, y esto unido a la desinformación y al cierre mismo de las clínicas ha provocado que los protocolos de atención a consultas dentales lleguen tarde.

Muy pocas instituciones a nivel regional han tenido a bien desarrollar y publicar protocolos de atención, para que los odontólogos sigan brindando sus servicios. Ha imperado el método de prueba y error para poder retomar las labores.

Si deseas puedes visitar mi otro post sobre algunas medidas de bioseguridad básicas para tu clínica dental ante el covid-19.

10. Ausencia de ayuda

Como mencioné El coronavirus golpeó económicamente el bolsillo de todos, no obstante, y a pesar de toda la oposición política el estado ha brindado ayuda y alivios económicos. Pero los profesionales no fueron tomados en cuenta dentro de estas medidas de ayuda.

Se pasó por alto que muchos con sus clínicas son generadores de empleos, además son contribuyentes al pagar los debidos impuestos de ley. Esperemos que al menos en las próximas medidas, para el levantamiento económico del país se contemple el hecho de ayudar al sector odontológico.


A pesar de todo este panorama la odontología también se ha visto impactada positivamente y tenido que enfrentar un gran evolución en poco tiempo.

Consecuencias positivas del covid-19 para odontología

1. Aplicación de nuevas tecnologías

La misma pandemia ha ayudado a la civilización a dar un paso más allá con la digitalización de servicios. La salud odontológica no es la excepción.

Es así como hemos podido ver el avance de la telemedicina y la aplicación correcta de la teleodontología; acercando la salud oral a los pacientes que no pueden ser atendidos presencialmente.

Además ha facilitado una comunicación más fluida entre el clínico y sus pacientes, incluos entre profesionales. Y eso es un paso importantísimo para la unificación de criterios que buena falta nos hace en ocasiones.

2. Colaboración entre profesionales

La distancia a propiciado la exposición de nuestro lado más colaborador; ahora podemos ver como profesionales de renombre colaboran con estudiantes en conferencias y congresos virtuales.

Hay asociaciones de especialistas organizando webinars, cursos online, teleconferencias; promoviendo más, la cultura de compartir lo aprendido y la formación continua, actualizando conocimientos.

3. Desarrollo de nuevas habilidades

Con el abordaje de las aplicaciones y plataformas digitales muchos estudiantes y/o profesionales de la odontología; encontraron nuevas herramientas para hacer llegar sus mensajes audiencias mucho mayores que sus propias facultades.

Aprovechando la expansión de las redes sociales cada día tenemos, nuevos odontólogos compartiendo sus otros talentos; música, bailes, conferencias, podcasts, youtubers, dibujantes, fotógrafos son solo algunos de los muchos ejemplos que podemos mencionar.

Cada vez que esto se hace nos ayuda a aliviar el temor que muchas personas todavía tienen hacia los dentistas.

4. Emprendimiento a full

Dice un dicho que “la necesidad es la madre de la invención” y claro, ante la difícil situación de no poder trabajar temporalmente de aquello que soñamos graduarnos; en esta cuarentena han surgido nuevos modelos de negocio para nuestro gremio.

Por mencionar alguno, ante la escasez de insumos de bioseguridad, y al aumento desmedido de precios por parte de algunos depósitos dentales; muchos colegas se han convertido en importadores y vendedores de equipos de bioseguridad.

Facilitando la adquisición y distribución de elementos tan esenciales para la atención de pacientes y la seguridad de sus operadores.

5.  Transformación de la odontología

Siendo consientes, la odontología que conocíamos como «convencional» tendrá que desaparecer.

  • Los tratamientos largos, ahora tendrán que ser acortados en la medida de lo posible; no solo con el fin de poder atender a pacientes con una menor exposición a virus y bacterias, sino también porque es momento de mucha competencia sana dentro odontológicamente hablando.
  • Las normas de bioseguridad ahora deberán ser parejas para todos los establecimientos de salud bucodental. Y apreciadas al mismo tiempo por los pacientes quienes buscarán clínicas que mejor cumplan con estas.
  • En las universidades se deberá por norma implementar la enseñanza de nuevas tecnologías para la odontología digital; se tendrán que actualizar equipos, instalaciones, y protocolos de actuación que ya de por si venían siendo anticuados.
  • Las clínicas clandestinas tendrán que ser denunciadas, y en cambio, funcionar únicamente los establecimientos que garanticen la protección tanto de los pacientes como de trabajadores.

En conclusión nuestra amada profesión esta en una época de metamorfosis como nunca se había visto, y dependerá de nosotros mismos evolucionar junto a ella. De modo que podamos seguir siendo relevantes en el mundo odontológico.

Porque no olvides que !la odontología es genial! 😉 nos veremos en un próximo post.

Te recomiendo ver más artículos sobre covid-19 relacionados con odontología

¿Comentarios, dudas, consultas? escribelas aquí...

A %d blogueros les gusta esto: